• +56 9 6711 3514
  • info@mapconsultor.cl

Monthly ArchiveNoviembre 2019

18 minutos que cambiarán tu vida

Por Jaime Bacás 

Algunos tienen dificultad para distinguir entre vivencia y experiencia.

Vivencia es lo que te ha sucedido… lo que has vivido. Experiencia es lo que has aprendido de esa vivencia.

Algunas personas tienen muchas vivencias y, paradójicamente, pocas experiencias. Sólo ganas experiencia de una vivencia cuando identificas, analizas, concluyes y, sobre todo, modificas algo en tu forma de “ser”.

A veces la experiencia te sirve para generar un cambio profundo, como una modificación de tu mentalidad o creencias. Otras para cambios livianos, como una modificación de conducta.

A pesar de lo que algunos creen, estás cambiando a cada momento. A veces más deprisa y otras más despacio. Lo único cierto es que siempre estás cambiando.

El “mundo” cambia cada vez más deprisa

Es una frase que todos decimos algunas veces. Pero ¿qué es el mundo sino la conjunción de todas las experiencias de todos nosotros?

Para poder “adaptarte” a este mundo cambiante necesitas estar cambiando continuamente y al ritmo adecuado para no quedarte atrás. Los valores prevalentes cambian lenta pero continuamente y, por tanto, las conductas.

La mayor parte del tiempo no somos conscientes de ese cambio, de la misma forma que no nos damos cuenta de que cada día somos más viejos. Como todos los días te miras en el espejo para peinarte o lavarte los dientes no te das cuenta de que también cambias por fuera.

Sólo cuando miras tus fotos de hace diez, veinte o treinta años, te dices ¡qué cambiado estoy!

Este fin de semana dediqué una parte de mi atención a revisitar mis álbumes de fotos. Hacía unos cuantos años que no lo hacía.

Al final me quedé reflexionando sobre los cambios físicos e internos que debió experimentar el tipo que aparecía en la mayoría de ellas. Me esforcé en dibujar el sendero por el que había transcurrido su vida, hasta hoy, y me pregunté por los escenarios en los que aparecía y sus compañías… Cuando terminé ese ejercicio, me atreví a hacer otro…

Ejercicio del álbum de fotos

Te invito a realizar el siguiente ejercicio, que tiene dos partes.

En la primera escoge y encuentra un momento de tranquilidad para ver tus fotos del pasado. Puedes hacer este ejercicio sólo o acompañado con tus familiares o amigos. Revive los momentos que capturaron esas imágenes. Esfuérzate para colocarte en esos momentos de tu vida, tal como “eras” entonces y pregúntate ¿cuáles eran, en cada uno de esos momentos, mis valores, intereses, hábitos…?

Reflexiona sobre cómo han ido evolucionando. Algunos se habrán mantenido, otros se habrán modificado ligeramente y otros profundamente. Evalúalos, es decir, enjuicia el valor (positivo y negativo) que te han aportado para llegar a ser la persona que “eres” ahora.

Pregúntate si esta persona es la que querías ser – como padre, amiga, profesional, compañera, hijo, vecina, hermano, jefa… – y, también, si esta persona es la que tú habías planeado o el resultado del “azar de la vida”.

Esta es la parte más sencilla. Sólo necesitas ser honesto contigo mismo. No merece la pena mentir, porque te mentirías a ti mismo.

En la segunda parte del ejercicio vas a “construir el álbum de fotos que querrías ver dentro de medio, cinco, diez o treinta años”. Sí, esta segunda parte ya no es tan fácil.

Se trata, como imaginas, de que “diseñes” la persona que quieres “ser” para que, cuando haya transcurrido ese período de tu vida, puedas sentir satisfacción contemplando “tu obra”.

Lo pasado, pasado está. Pero el futuro te pertenece. Tú posees la capacidad y el poder para llegar a ser cualquier cosa que te propongas.

“Tú posees la capacidad y el poder para llegar a ser cualquier cosa que te propongas”

Compartir frase

Puedes elegir entre ser el “autor” de tu vida o el “actor” de una vida que otros escribirán para ti.

Compromiso

Mi recomendación es que elijas ser el guionista, director, productor y actor protagonista de tu propia vida. Para ello sólo necesitas una cosa: compromiso.

La mayoría de las personas no viven la vida que realmente quieren porque les falta “comprometerse con su vida”. El compromiso requiere aceptar responsabilidad – un bien escaso en un mundo repleto de victimismo.

Compromiso significa promesa. Elige lo que quieres para ti y prométete que harás lo que sea necesario para conseguirlo. Es así de simple y difícil. La clave es que no te traiciones. Que no te “vendas” a la enorme cantidad de ofertas que recibirás en tu camino. Pide ayuda cuando tengas dudas o el obstáculo sea grande.

Tienes el derecho y el poder de vivir la vida que quieres

Aprende continuamente de tus vivencias para convertirlas en experiencias. No dejes pasar un día sin extraer alguna experiencia de tus vivencias. Sacrifica un poco de televisión o facebook para reflexionar 18 minutos cada día y, así, extraer un aprendizaje y lo que es aún más importante: “hacer algo” con ese aprendizaje, es decir, “cambiar” mañana algo de lo que piensas y haces.

Fuente https://escuelapararicos.net/18-minutos-que-cambiaran-tu-vida/

Que puedes hacer hoy?

Por Angel Chernoff

¿Qué puedo empezar a hacer hoy para hacer que mi vida sea más feliz y gratificante?

Esta es la pregunta más común que los lectores nos hacen por email, Facebook y Twitter. Así que hoy excavé en nuestros archivos y se formó una lista con doce maneras sencillas y factibles para mejorar tu bienestar diario.

Empieza hoy a

1. Sonreír. – Sonreír es una elección, no un milagro. No esperes a que la gente sonría. Muéstrales cómo. Una sonrisa genuina te hace sentir, a ti y a todos a tu alrededor, mejor. El simple acto de sonreír le envía el mensaje a tu cerebro de que estás feliz. Y cuando estás feliz, tu cuerpo bombea un montón de endorfinas. Esta reacción ha sido estudiada y probada desde los años 1980’s muchas veces. En pocas palabras: Sonreír te hace más feliz.

2. Tratar a todos con amabilidad y respeto. – Sí, trata a todos con amabilidad y respeto, incluso a aquellos que son groseros contigo; no porque sean amables, sino porque tú lo eres. No hay cercos ni clases que definan grupos de personas que merezcan ser respetadas. Trata a todos con el mismo nivel de respeto que le darías a tu abuelo y el mismo nivel de paciencia que le tendrías a tu hermanito. La gente notará tu gentileza.

3. Realizar un acto desinteresado. – En la vida, obtienes lo que das. Cuando generas un impacto positivo en la vida de alguien más, también generas un impacto positivo en la tuya. Haz algo que sea más grande que tú, algo que ayude a alguien a ser más feliz o sufrir menos. Te lo prometo, será una experiencia muy gratificante. Una que probablemente recordarás por siempre.

4. Evitar el drama innecesario y a quienes lo crean. – Nunca crees drama innecesariamente, y no te rodees de personas que lo creen. Elige pasar el tiempo con personas de las que estés orgulloso de conocer, personas que admires, que ames y respetes; personas que hagan tu día un poco más brillante, simplemente por estar en él. No te alejes de las personas negativas, ¡CORRE! La vida es demasiado corta como para pasarlo con personas que te chupan la felicidad.

5. Pensar en el lado positivo. – Deja de tenerle miedo a lo que podría salir mal, y empieza a pensar en lo que podría salir bien. Mejor aún, piensa en todo lo que ya está bien. Sé agradecido por las noches que se convirtieron en mañanas, por los amigos que se convirtieron en familia, y por los sueños y metas que se convirtieron en realidad. Y usa esta positividad para alimentar un futuro aún más brillante.

6. Inyectar un poco de amor al mundo que te rodea. – Ama lo que estás haciendo, hasta que puedas hacer lo que amas. Ama donde estás, hasta que puedas estar donde amas. Ama a las personas con las que estás, hasta que puedas estar con las personas que más amas. Esta es la forma en que encontramos la felicidad.

7. Tomar acciones decisivas e inmediatas en algo que necesitas hacer. – No importa si tienes el IQ de un genio y un doctorado en física cuántica, no puedes cambiar nada ni progresar en el mundo real si no tomas acción. Hay una gran diferencia entre saber cómo hacer algo y hacerlo realmente. El conocimiento y la inteligencia son inútiles sin acción. Es así de simple.

8. Seguir tu intuición al tomar las decisiones. – Seguir tu intuición significa hacer lo que sientes que es correcto, incluso si no se ve o suena bien para los demás. Sólo el tiempo lo dirá, pero nuestros instintos humanos rara vez están equivocados. Así que no te preocupes por lo que piensen los demás, y sigue viviendo y diciendo tu verdad. Las únicas personas que se enojarán contigo por hacerlo son las que están conformes con vivir una mentira.

9. Dedicar tu tiempo a trabajar en algo en lo que creas – Nunca aplaces o renuncies a una meta que sea importante para ti. No porque todavía tengas un mañana para empezar o volver a intentarlo, sino porque puede que no tengas ningún mañana. La vida es más corta de lo que a veces parece. Sigue a tu corazón hoy.

10. Conocer a alguien nuevo. – La mayoría de los seres humanos tienen la costumbre de estancarse en un pequeño círculo de amigos, pero no nos ayuda a crecer. Sal y conoce gente nueva. Te sorprenderán las lecciones que te enseñarán y las nuevas oportunidades que inyectarán en tu vida.

11. Hacer ejercicio y comer sano. – Cuidar tu cuerpo es crucial para ser la persona más feliz que puedes ser. Si no tienes tu energía física en buena forma, entonces tu energía mental (tu enfoque), tu energía emocional (tus sentimientos), y tu energía espiritual (tu propósito) se verán todas negativamente afectadas. Aquellos que ejercitan, tienen mayor sentido de auto-realización y auto-estima.

12. Ser un estudiante de la vida. – Experiméntala, aprende de ella, y absorbe todo el conocimiento que puedas. Prepárate para la grandeza manteniendo tu mente acondicionada con nuevos conocimientos y nuevos retos. Recuerda, si te mantienes preparado, no tienes que prepararte cuando las grandes oportunidades se presenten.

Fuente: https://escuelapararicos.net/12-cosas-sorprendentemente-alcanzables-que-puedes-hacer-hoy/